¿Fuerza de la Naturaleza o negligencia humana?

Entre los 250 muertos y miles de afectados por culpa de las terribles inundaciones de 1927 en Luisiana, varios eran descendientes de emigrantes de las Islas Canarias, conocidos allí como “isleños” o islanders. Asentados en la zona de Delacroix, St. Bernard, Barataria, Galveztown desde finales del siglo XVIII, muchos de estos “isleños” eran diestros tramperos en las orillas del Mississippi. Para evitar la inundación de Nueva Orleans, las élites influyentes presionaron para que se dinamitara el dique de Caernarvon, por lo que todas las parroquias en torno a St. Bernard se llevarían la peor parte. Después del daño practicado, se comprobaría que aquella medida no era ni útil ni necesaria. 700 mil personas se quedaron sin hogar.

Photograph by Marion Post Wolcott, via Library of Congress website. “Spanish trapper and his children taking muskrat pelts into the FSA (Farm Security Administration) auction sale which is held in a dancehall on Delacroix Island, Louisiana. The fur buyers come from New Orleans.”

*Randy Newman wrote this song to remind the tragedy of 1927 in Louisiana.

 

Advertisements